El Plan de Ayala: La lucha por tierra y libertad

Carlos Marentes

El Jefe Máximo del Ejército Libertador del Sur, general Emiliano Zapata miró al resto de los presentes, también miembros del movimiento armado sureño, y les dijo: “El que esté de acuerdo, que pase y firme”. Uno a uno, los generales, coroneles, capitanes y tenientes, pasaron y estamparon sus firmas en el documento. Después del general Zapata, firmaron los generales José Trinidad Ruiz, Otilio E. Montaño, Jesús Morales, Francisco Mendoza, Eufemio Zapata y Próculo Capistrán. Después de los generales lo hicieron los coroneles como Amado Salazar, Agustín Cázares y Rafael Sánchez entre otros. También firmaron Manuel Hernández, Feliciano Domínguez y José Pineda Ambrosio López y 25 capitanes más, y al final el teniente Alberto Blumenkron. Así fue como nació uno de los documentos políticos más importantes de la Revolución Mexicana, el Plan de Ayala, proclamado el 28 de noviembre de 1911.

Sigue leyendo