El capital está imponiendo el agronegocio como la única forma de producir 


João Pedro Stédile, dirigente fundador del MST de Brasil.
João Pedro Stédile, dirigente fundador del MST de Brasil.

Joana Tavares

Brasil nunca tuvo un programa de reforma agraria que en realidad se propusiera democratizar el acceso a la tierra y entregar la tierra a los campesinos pobres. Así sintetiza la situación actual del campo João Pedro Stédile, integrante de la dirección nacional del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST). Según Stédile, de acuerdo con la correlación de fuerzas, “a veces avanzamos y conseguimos asentamientos y en otros períodos el capital avanza e impide que hayan expropiaciones. Y esta es la situación actual”. Frente a este escenario, del 10 al 14 de febrero, más de 15,000 militantes del MST se reunirán en su Sexto Congreso, en Brasilia. Tras 30 años de fundación del MST, la configuración del campo de Brasil apunta la agudización de las contradicciones sociales que se acumulan como una deuda histórica “Ante esta situación adversa, los últimos dos años nos pasamos debatiendo con nuestra base, nuestra militancia y construimos la idea de la necesidad de un programa de reforma agraria popular”, dice Stedile. En este programa se incluyó la necesidad de hacer amplias expropiaciones de los latifundios más grandes, empezando por las empresas extranjeras, agrega el dirigente. En esta entrevista, Stédile habla sobre la situación actual de la reforma agraria y sobre los principales desafíos que la clase trabajadora tiene en este año. “A pesar de los avances que hubo en los últimos diez años en relación con el neoliberalismo, los trabajadores aún enfrentan graves problemas, que afectan también a la juventud”, afirma. El cree que las movilizaciones, a más de ser bienvenidas, son necesarias para seguir cambiando el país.


Sigue leyendo

Solidaridad con el MST

marcha-de-mst

João Baptista Herkenhoff

Tenemos que repudiar la idea falsa y prejuiciosa que intenta endilgar al MST el calificativo de “enemigo social”, confundiendo una lucha legítima, que debe merecer nuestro apoyo y simpatía, con un motín de revoltosos.

Desde nuestro punto de vista, el Movimiento de los Trabajadores Rurales sin Tierra (MST) es el más importante movimiento social del Brasil contemporáneo. El MST nació en 1984, por iniciativa de trabajadores rurales ligados a la Iglesia Católica.

Sigue leyendo