¡A organizarnos por la justicia económica, YA!

Trabajadores agrícolas fronterizos marchan en El Paso, Texas, en demanda de justicia y dignidad, el 31 de marzo del 2014. Foto de Dante Vázquez Marentes
Trabajadores agrícolas fronterizos marchan en El Paso, Texas, en demanda de justicia y dignidad, el 31 de marzo del 2014. Foto de Dante Vázquez Marentes.

Carlos Marentes

Recientemente el presidente de Venezuela aumentó el salario mínimo por segunda ocasión en lo que va del 2014. Los medios comerciales de desinformación no publicaron mucho sobre esta acción del presidente Maduro. Estos monopolios de la desinformación, acostumbrados a estar al servicio del mejor postor, solamente están interesados en difundir las acciones de las fuerzas de derecha que se oponen al gobierno de Maduro, continuador del proceso político social iniciado por Hugo Chávez.

Pero el hecho de que este año se haya aumentado dos veces el salario mínimo general muestra una política a favor de la clase obrera lo cual si es digno de reconocerse porque muy pocos gobiernos lo hacen.

Sigue leyendo

El capital está imponiendo el agronegocio como la única forma de producir 


João Pedro Stédile, dirigente fundador del MST de Brasil.
João Pedro Stédile, dirigente fundador del MST de Brasil.

Joana Tavares

Brasil nunca tuvo un programa de reforma agraria que en realidad se propusiera democratizar el acceso a la tierra y entregar la tierra a los campesinos pobres. Así sintetiza la situación actual del campo João Pedro Stédile, integrante de la dirección nacional del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST). Según Stédile, de acuerdo con la correlación de fuerzas, “a veces avanzamos y conseguimos asentamientos y en otros períodos el capital avanza e impide que hayan expropiaciones. Y esta es la situación actual”. Frente a este escenario, del 10 al 14 de febrero, más de 15,000 militantes del MST se reunirán en su Sexto Congreso, en Brasilia. Tras 30 años de fundación del MST, la configuración del campo de Brasil apunta la agudización de las contradicciones sociales que se acumulan como una deuda histórica “Ante esta situación adversa, los últimos dos años nos pasamos debatiendo con nuestra base, nuestra militancia y construimos la idea de la necesidad de un programa de reforma agraria popular”, dice Stedile. En este programa se incluyó la necesidad de hacer amplias expropiaciones de los latifundios más grandes, empezando por las empresas extranjeras, agrega el dirigente. En esta entrevista, Stédile habla sobre la situación actual de la reforma agraria y sobre los principales desafíos que la clase trabajadora tiene en este año. “A pesar de los avances que hubo en los últimos diez años en relación con el neoliberalismo, los trabajadores aún enfrentan graves problemas, que afectan también a la juventud”, afirma. El cree que las movilizaciones, a más de ser bienvenidas, son necesarias para seguir cambiando el país.


Sigue leyendo

Carta desde la cárcel de Birmingham

Dr. King arrested 1958 Montgomery Foto tomada en Montgomery, Alabama en 1958 por Charles Moore.

Hace cincuenta años, Martin Luther King, Jr., escribió una carta a un grupo de líderes religiosos mientras se encontraba encarcelado en Birmingham, Alabama. En dicha carta, el Dr. King expone su concepción de la lucha no-violenta y su relación con la acción directa. Se trata de un importante documento para todas y todos aquellos interesados en los movimientos sociales y en la experiencia del movimiento por los derechos civiles encabezado por el Dr. King. Al final, aparece el enlace para el documento original en inglés con importantes anotaciones.

Dr. Martin Luther King, Jr.

16 de abril de 1963

Estimados compañeros clérigos,

Estando confinado aquí, en la cárcel de Birmingham, he tenido la oportunidad de leer su reciente declaración calificando nuestras presentes acciones de “poco inteligentes e inoportunas”. Pocas veces me detengo a contestar a las críticas dirigidas contra mi trabajo o mis ideas. Si respondiera a todas las críticas que llegan a mi mesa, a mis secretarias no les quedaría apenas tiempo en el día para otra cosa que no fuera ese tipo de correspondencia, y yo no tendría horas en el día para hacer trabajo constructivo alguno. Pero como creo que son ustedes hombres de buenas intenciones y de que sus críticas son sinceras, quiero tratar de responder a su carta de una manera que confío en que sea razonable y paciente.
Sigue leyendo

Carlos Marx 1818-1883

Carlos Marentes

Hace 129 años falleció el pensador social más importante en la historia de la humanidad: Carlos Marx.

En un discurso ante su tumba, en el cementerio de “Highgate” en Londres, su compañero Federico Engels dijo:

“El 14 de marzo, a las tres menos cuarto de la tarde, el más grande pensador de nuestros días dejó de pensar. Apenas le dejamos solo dos minutos, y cuando volvimos le encontramos dulcemente dormido en su sillón –pero para siempre. Es inestimable la pérdida para el proletariado militante de Europa y América y para la ciencia histórica. El vacío creado por la ausencia de este portentoso espíritu pronto se dejará sentir.”
Marzo 17, 1883

Sigue leyendo

La potencia de los pobres

Contra la riqueza empobrecedora, por la prosperidad frugal que puede darnos nuestra potencia

La potencia de los pobres

(respuesta a los comentarios al libro La potencia de los pobres)

San Cristóbal de las Casas, Chiapas, diciembre 30, 2011

Jean Robert

Un aspecto del libro que se comentó aquí, es que critica el concepto de riqueza pregonado por la economía capitalista. En casi todos los países, los economistas pretenden medir la riqueza. Pretenden medirla en la cantidad de valores acumulados. Y, ¿Qué son esos valores? Son mercancías.

Sigue leyendo

Los nuevos odres

Un minuto de silencio por las víctimas de la violencia en México. Cideci – Unitierra. Foto de Carlos Marentes. Enero 1, 2012.

Javier Sicilia

(Cada fin de año, La Universidad de la Tierra, vinculada con el zapatismo, realiza en san Cristóbal de la Casas, Chiapas, un coloquio sobre los movimientos antisistémicos. El año pasado, Javier Sicilia participó con una ponencia titulada: “Proporción y revolución” (Conspiratio 07). La presente entrega, con la que participó este fin de año, continúa con esa reflexión. En ella, retomando a los Padres del Desierto que salvaron a Europa cuando cayó del Imperio Romano, trata de analizar la manera en la que los Movimientos Sociales comienzan a generar lo nuevo frente al desmoronamiento de las instituciones de la modernidad.)

No se echa vino nuevo en odres viejos, pues los odres reventarían, el vino se derramaría y los odres se echarían a perder. El vino nuevo se echa en odres nuevos y los dos se conservan,
Mt. 9 17.

Uno de los grandes problemas de la percepción humana es que las realidades históricas en las que vivimos parecen haber estado siempre allí. Instituciones como el Estado, la economía, el mercado, las instituciones de servicio del mundo moderno y sus innumerables sistemas –el sistema burocrático, financiero, carretero, médico, educativo…– parecen, en la percepción del hombre contemporáneo, realidades inmutables cuyas crisis e injusticias pueden superarse. Así, desde la creación del Estado moderno y del capitalismo, las luchas políticas y sociales, nacidas del gran fracaso de las ideas que hicieron posible la revolución francesa –el momento, decía Hegel, de mayor libertad fue también el momento de mayor tiranía bajo el cadalso del terror y de la guillotina– no han sido otra cosa que intentos por hacer que el Estado y el capital encarnen en el sueño Ilustrado de la libertad, la igualdad y la fraternidad. Ya fuera bajo la lógica de los fascismos, del marxismo y sus variantes revolucionarias o del actual liberalismo económico, el objetivo ha sido domesticar al Estado, al capital y a los sistemas que nacieron de ellos para ponerlos al servicio de todos los hombres. Sin embargo, no se ha logrado. Lejos de ello, el fracaso, el malestar y el horror, bajo el imperio de cualquiera de esos sistemas ideológicos, han cundido por todas partes. No sólo los seres humanos se han instrumentalizado, es decir, han sido sometidos, humillados y destrozados en nombre de esos sueños que, a través del Estado, debían encarnar en la historia –los horrendos asesinatos del crimen organizado o desorganizado no son más que la forma sin contenido ideológico de esa instrumentalización humana que corre a lo largo de los tres últimos siglos de amar las abstracciones del hombre por encima de los seres humanos de carne y hueso–, sino que esas instituciones, a las que se ha intentado domesticar y dirigir para que sirvan a todos, están en una profunda descomposición y pronto colapsarán.

Sigue leyendo

Pensar desde el abismo

Gustavo Esteva

(Texto escrito para el II Seminario Internacional de Reflexión y Análisis, Cideci, Unitierra, Chiapas)

No estamos al borde del abismo. Ya caímos en él. Estamos en caída libre por un abismo que parece realmente insondable. No se le ve el fondo.

No somos un “estado fallido”, una categoría mal intencionada e inasible que hace unos años empleó el Departamento de Estado de Estados Unidos al clasificarnos junto a Congo y Pakistán. Pero ya no se sabe bien lo que somos. El país que teníamos se ha estado cayendo a pedazos y ni siquiera sabemos adónde van quedando algunos de ellos.

Al atender esta nueva convocatoria de la Universidad de la Tierra en Chiapas propongo de entrada que repasemos brevemente las evidencias del desastre, por mucho que nos duela hacerlo.

Sigue leyendo